¿Cuándo cambiar la espuma de mi sofá?

Inicio >> ¿Cuándo cambiar la espuma de mi sofá?

Hay diferentes razones por las que reutilizar un sofá viejo: puede estar hecho a medida, puede que no te apetezca pasar horas y horas buscando uno nuevo, puede ser que la economía del hogar no esté para hacer grandes gastos o incluso tenerle cariño por la historia que conlleva. El mobiliario de nuestro hogar forma parte de nuestra vida diaria y, en muchas ocasiones, le cogemos tanto cariño que no queremos deshacernos de él aunque ya tenga algunos años.

Por toda estas razones te traemos este nuevo post que te ayudará a renovar la espuma de tu viejo sofá y a dejarlo como nuevo.

Tipos de espumas para sofás

Cambiar la espuma de sofá es una de las opciones más recurrentes para aportar comodidad a ese mueble que se ha deformado y ya no es tan confortable como antes. Pero… ¿Cómo encuentro la espuma ideal para mi sofá?

Lo primero que debes hacer es decidir cuántas partes del mueble quieres cambiar, en ocasiones no todas están dañadas y con cambiar una sola pieza ya mejora su comodidad. Una vez tomemos esta decisión ya sabremos cuánta espuma necesitamos y de qué tipo.

Privacidad

Los formatos y densidades más usados para los sofás son de 25 y 30 kg/m3, estos aportan la confortabilidad necesaria sin ser excesivamente duros o blandos. Nosotros aconsejamos adquirirlas en tiendas especializadas como espumasdelvalles.com para asegurarnos de que la densidad es la correcta y cierta al 100%. Se puede adquirir diferentes formatos como planchas grandes, cilindros, o a medida, según las necesidades de tamaño y ancho.

Si quieres conocer más información sobre las diferentes espumas antes de escoger, en este artículo te contamos con mucho más detalle los diferentes tipos de espumas para sofás que puedes encontrar.

¿Cómo arreglo un sofá que se hunde?

Tú mismo puedes cambiar la espuma del sofá si se te da bien el bricolaje y tienes las herramientas adecuadas. Es recomendable leer primero los pasos a desarrollar antes de ponerse manos a la obra porque, una vez hemos iniciado el proceso, ya no podremos seguir usando el mueble.

A continuación te contamos los pasos a realizar:

  • Retira la gomaespuma vieja por secciones y con mucha delicadeza para no dañar las demás piezas del sofá.
  • Piensa si vas a rellenarlo con una pieza sólida o con varias capas que deberás ir pegando a medida que vas colocando.
  • Una vez lo tengas claro comienza a reemplazarla por la nueva espuma, con cuidado y asegurándote de que todas las partes quedan rellenas y no se mueven.
  • Te aconsejamos utilizar sobre la espuma una capa de fibra o guata para mejorar el resultado final.
cambiar espuma de sofá

Esperamos que este artículo te haya ayudado. Si has decidido tomar el paso y cambiar la espuma de tu sofá puedes visitar nuestro catálogo de espumas de Comfort  y decidir cuál se adapta más a tus necesidades. Y si todavía tienes alguna duda más… ¡Contáctanos! 

Nuestros profesionales están a tu disposición para ayudarte en todo lo que sea posible.